Plazas del barrio de Balvanera

– Plaza Julio César Fumarola: delimitado por las calles Tte. Gral. Juan Domingo Perón, Anchorena y Jean Jaurés y el terraplén del ex ferrocarril estatal Sarmiento.

– Plazoleta Dr. Jose María Velasco Ibarra: Delimitada por las calles Jujuy, Av. – México – Saavedra – Escuela Técnica.

– Plaza Raúl Gonzalez Tuñon: ubicada en 24 de Noviembre e Hipólito Yrigoyen, la que lleva en nombre de un poeta que vivió en el Barrio en la calle Saavedra al 600.

– Plaza Sargento J. B. Cabral: Avda. Jujuy, Mexico, Saavedra.

– Plaza de la Memoria por las víctimas de Cromañón: 193 chicos murieron en Cromañón el 30 de diciembre de 2004. El 27 de octubre de 2005, en el predio ubicado en Bartolomé Mitre y Ecuador, frente al boliche donde ocurrió la tragedia, en el barrio porteño de Balvanera, fue inaugurada esta plaza. El espacio fue cedido por el Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (Onabe) y abarca unos 650 metros cuadrados, los que serán custodiados por el Ministerio del Interior. Las obras, provisorias la fecha de la inauguración, aguardan la aprobación del proyecto definitivo a través de un concurso ante la Sociedad Central de Arquitectos.

– Plaza “Primero de Mayo”: que ocupa el predio delimitado por Hipólito Irigoyen, Pasco, Alsina y Pichincha. Se inauguró en 1928, pero hasta 1892, funcionó allí un cementerio protestante. Luego de su cierre, pasaron casi dos décadas, hasta que en 1919, el Concejo Deliberante porteño, decidió que esas tierras pasaran a convertirse en la actual plaza. Sancionada la ordenanza, los restos fueron trasladados al cementerio de la Chacarita, pero es interesante recordar que no todos fueron retirados, ya que muchos no reclamados, permanecen aún en la plaza custodiados por los añosos árboles. En la plaza, encontramos asimismo, un monumento denominado “Al Trabajo”, realizado por Ernesto Soto Avendano, que representa a un labrador, marchando con una maza sobre el hombro derecho.

– Plaza Miserere: de 17.000 metros cuadrados de superficie está entre las calles Rivadavia, Ecuador, Bartolomé Mitre y Ecuador. En sus orígenes esta plaza fue quinta, la Quinta de Miserere, más tarde se la conoció como Mataderos de Miserere, hacia 1814; Hueco de los corrales en 1817 y Mercado del Oeste en 1850. Luego se la conoció como Mercado o plaza 11 de septiembre. Recién recibe el apelativo de plaza en 1947. Siempre fue un punto propicio por ser cruce de dos caminos anchos.
En esta plaza se encontraron las fuerzas que reconquistarían la ciudad ocupada por los ingleses en 1806, y en ella también, fueron vencidas las tropas de Liniers en la Segunda Invasión Inglesa de 1807.
Hasta 1882 funcionó en su perímetro el mercado Once de Septiembre, y a ella llegaban las tropas de carretas. Pero a partir de este año comienza a delinearse la plaza por obra del intendente Torcuato de Alvear, el terreno quedó levantado sobre la calle adoquinada, y se lo encuadró con un pequeño muro, abierto a tramos por escalones. Fue remodelada íntegramente por el trazado del subterráneo, que fue a cielo abierto, con el consiguiente traslado de todo lo que había sobre la plaza. Como en muchas plazas porteñas, en ella se veían surtidores de agua corriente, que servían para calmar la sed de los caballos y mulas que arrastraban los rodados. También eran utilizados por los inquilinatos de la periferia.
Desde fines de 1923 se la ve como nosotros la conocemos ahora. Solo con el agregado en 1932 del mausoleo que guarda las cenizas de Bernardino Rivadavia.

Mr. Abasto Autor