Discriminación y ropa interior

Por Maru Arabehety, creadora de ElleVanTok (ellevantok.com.ar).

La mujer argentina que escapa del tallaje único o escaso que ofrece la industria nacional se siente claramente discriminada. Puede estar todo un día recorriendo tiendas y no encontrar nada que le calce bien. Tal discriminación conlleva una gran frustración. Por qué las marcas no hacen más talles? Porque es costoso: hacer las muestras, aprobarlas, hacer la moldería, cortar y confeccionar distintos talles, lleva tiempo y dinero. A su vez, ciertas marcas no quieren tener como clientas a aquellas mujeres que no sean como el ideal que imprimen en sus campañas. Los talles mantendrán lejos a las excedidas de peso; el precio, a las de fondos insuficientes.

No hay ley de talles que se cumpla. Cada marca tiene los talles que quiere y cada talle representa las medidas que quiere también. Hay marcas que pretenden hacerle creer a la gente que un talle único puede entrarle a todas las mujeres, tengan 85 cm de cadera como 125, 90 cm de busto como 115. Encuentro la industria nacional llena de empresarios miserables que sólo ven sus beneficios económicos por sobre sus clientes, proveedores, trabajadores; y de vendedoras que nada saben del producto o que mucho saben del engaño.

La mujer argentina que escapa del tallaje único o escaso que ofrece la industria nacional se siente claramente discriminada. Puede estar todo un día recorriendo tiendas y no encontrar nada que le calce bien. Tal discriminación conlleva una gran frustración. Por qué las marcas no hacen más talles? Porque es costoso: hacer las muestras, aprobarlas, hacer la moldería, cortar y confeccionar distintos talles, lleva tiempo y dinero. A su vez, ciertas marcas no quieren tener como clientas a aquellas mujeres que no sean como el ideal que imprimen en sus campañas. Los talles mantendrán lejos a las excedidas de peso; el precio, a las de fondos insuficientes.

No hay ley de talles que se cumpla. Cada marca tiene los talles que quiere y cada talle representa las medidas que quiere también. Hay marcas que pretenden hacerle creer a la gente que un talle único puede entrarle a todas las mujeres, tengan 85cm de cadera como 125, 90cm de busto como 115. Encuentro la industria nacional llena de empresarios miserables que sólo ven sus beneficios económicos por sobre sus clientes, proveedores, trabajadores; y de vendedoras que nada saben del producto o que mucho saben del engaño.

Post Author: Abasto Noticias