Lo que debes y no debes comoer y beber en días de calor intenso.

Lo que no debes BEBER:
Alcohol. Las bebidas alcohólicas y el verano suelen ir de la mano, pero no es lo aconsejable dado que el alcohol es un potente diurético y nos manda al baño con más frecuencia de lo habitual provocándonos una mayor deshidratación.
Esto no significa que no se pueda tomar unas cervezas, pero es importante evitar el exceso durante una ola de calor. Lo que también hay que tener en cuenta es que cuanto más graduación alcoholica tenga lo que bebamos peor es el resultado. Si estás pensando en cambiarlo por jugos y bebidas gaseosas, tampoco es una buena idea dado que también tienen lo suyo por su alto contenido de azúcar. La recomendación ideal AGUA.

Lo que no debes COMER:
Las carnes son otra de las pasiones veraniegas, pero así como ocurre con el alcohol, no es la mejor comida en lo que respecta a combatir el calor.
La termogénesis es la capacidad de generar calor en el organismo debido a las reacciones metabólicas. En general, una comida “pesada” implica una mayor termogénesis por lo tanto, genera mayor calor corporal, y son las proteínas y el tipo de nutriente que más nos cuesta digerir. Por lo tanto no es una buena idea ingerir mucha carne en días de mucho calor.

Café. Ni siquiera con hielo. Lamentablemente y con lo rico que és, el café es un potente acelerador de la deshidratación. Y lo ideal para mantenerse fresco es controlar justamente el nivel de hidratación, entonces es recomendable no ingerir alimentos que eliminan el agua del cuerpo. Si no podés vivir sin él, podés rebajarlo con agua para atenuar sus efectos.

Helado. Sí, aunque parezca mentira el helado no es favorable para contrarrestar el calor. Aunque en principio se sienta refrescante, puede hacer que el regulador de temperatura corporal se vuelva loco. Esto es debido a que el proceso de digestión requiere calor por causa del azúcar que contienen y, al enfriar bruscamente el cuerpo con un helado, la temperatura se dispara, hace que transpiremos y que llevemos peor el calor.

Lo que SÍ debes BEBER y COMER todo lo que quieras:
Como norma general, en verano debemos comer alimentos que tengan una gran cantidad de agua, nos ayuden a regular nuestra temperatura corporal y no nos deshidraten, aquí van algunas recomendaciones que te van a sorprender.

Té y otras infusiones. Sí, leíste bien y aunque parezca contradictorio, tomar bebidas calientes cuando hace mucho calor ayuda a regular la temperatura corporal de forma más eficiente que las bebidas frías. No es casual que en muchos países asiáticos donde hace mucho más calor que aquí, todo el mundo prefiera tomar bebidas calientes.

La transpiración y, lo que es más importante, la evaporación del sudor, es una de las vías clave para modular la temperatura corporal y mantener el equilibrio térmico. Como muestran diversos estudios debido al aumento de la carga de calor en el cuerpo por beber una bebida caliente hay un aumento en la producción global de sudor y su evaporación que compensa el aumento de calor interno que general la bebida caliente, que se digiere muy rápidamente.

Sandía, melón, cerezas frutillas y pomelo. Las frutas son para el verano y estás cinco son de las que más agua contienen. La sandía y las frutillas tienen un 95 % de agua.
Siempre es conveniente incorporar más frutas y verduras a nuestra dieta, y en general, no están lo suficientemente presente en nuestras comidas, con lo cuál haríamos muy bien bien en utilizarlas con mayor frecuencia y sin límite.

Ensaladas. Las verduras tales como la lechuga, pepino, apio y rábanitos están compuestas por más del 95% de agua. El tomate tiene un 94%. demás está decir que cualquier combinación de vegetales es perfecta para consumir en verano.

Post Author: Mr. Abasto