Inspección ocular y resolución por el cierre de la Sala Lactario del Ramos Mejía en Balvanera.

En octubre de 2018, el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta proyectaba para 2019 el cierre de la sala para bebés de 45 días a un año, que le sucedería en 2020 la de chicos entre uno y dos años y finalmente en 2021 la sala para niños de dos.

La realidad es que en la Ciudad faltan mínimo 17.000 vacantes en la escuela pública, situación con tendencia a agravarse año trás año especialmente en el área de jardines maternales y nivel inicial.

A pesar del contexto el Gobierno de la Ciudad decide cerrar tres salas de la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6, los afectados directos son el lactario, la sala de deambuladores -bebés de un año- y sala de dos años.
Según le comunicaba el gobierno a las autoridades educativas del establecimiento, los niños serían trasladados a la futura escuela inicial dentro de la Plaza “De los Vecinos” Manzana 66 (Catamarca y Moreno). El detalle a considerar es que el establecimiento citado se encuentra en proceso licitatorio por lo que el inicio de clases se daría recién en el año 2020.

En un comunicado de la Asociación Cooperadora de la Escuela, el cierre definitivo de la sala Lactario es a partir del corriente 2019, de las de 1 y 2 años en 2020 y 2021 respectivamente. Las salas sufrieron daños en su estructura edilicia causados por una tormenta en abril, pero han sido refaccionadas, aún así el Ministerio decidió que sigan vacías.

En total desacuerdo con el cierre de la Sala de Lactario del Hospital Ramos Mejía, un centenar de personalidades de la cultura expresaron su adhesión al reclamo de la Comunidad Educativa de la Escuela 6 del DE 6to, y en los últimos días sumaron más de 15.000 firmas para evitar el cierre la Sala. En la campaña de recolección de firmas por la continuidad del Lactario ya se recibió el apoyo de innumerables personalidades del conocimiento, el arte y la cultura de nuestro país.

Dada esta situación este lunes 25 de febrero se llevó a cabo una audiencia en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo de Tacuarí125 (Comuna 1) por el amparo colectivo contra el cierre de este establecimiento público.
En dicha audiencia el juez resolvió realizar el día miércoles 27/2 una inspección ocular en la Escuela de la calle Venezuela 3158 de tal modo verificar que la sala de lactarios se encuentre en condiciones para seguir funcionando como lo viene haciendo desde hace 30 años.
En función de dicha visita decidirá si el gobierno deberá o no reabrir la sala e impedir el cierre definitivo del resto de las salas a posteriori como lo habían previsto.

Mr. Abasto Autor