Sabías que se modificó el esquema de vacunación contra la poliomielitis para niños y niñas.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que “en el marco de la estrategia mundial para erradicar la poliomielitis, a partir de hoy los niños y las niñas recibirán la vacuna inactivada Salk (IPV) en lugar de la vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV) conocida como Sabin”.

“Se pasa del esquema combinado de vacuna Sabin y Salk a uno completo de Salk que consta de 3 dosis y un refuerzo de IPV a los 2, 4 y 6 meses de edad y al ingreso escolar, suprimiendo en el esquema actual la dosis de los 18 meses”.

La vacuna Salk, obligatoria y gratuita para todos los niños del país, tiene la característica de ser una vacuna inactivada y no presenta ningún riesgo de producir parálisis, al tiempo que es altamente efectiva para generar inmunidad en la persona que la recibe.

“Esta modificación en el esquema de vacunación antipoliomielítica, Argentina cumple un nuevo hito en el camino asumido por todo el mundo y ratificado en la Asamblea Mundial de la Salud del 26 de mayo de 2012, en la cual se declaró que la erradicación de la poliomielitis representa una emergencia de salud pública a nivel mundial”.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, felicitó a todos por lograr este objetivo destinado a mejorar el Calendario Nacional de Vacunación, y bregó por seguir “trabajando como siempre, de manera federal, integral y articulada”.

Este cambio de estrategia está considerado como un gran paso en las políticas sanitarias del Estado nacional en consenso con las 24 jurisdicciones y los expertos, y tiene como objetivo alcanzar mejores estándares de equidad en la población.

La vacuna bOPV, más conocida como Sabin oral fue esencial en la lucha contra la poliomielitis y permitió que en Argentina no se registren casos de polio desde 1984. Gracias a su utilización en campañas masivas de vacunación, alrededor de 5 millones de niños se salvaron de la parálisis permanente, pero en ocasiones extremadamente infrecuentes, el virus atenuado de la vacuna bOPV puede mutar y tornarse de nuevo virulento produciendo parálisis en algunas personas.

“Por eso, en la fase final para la erradicación de esta enfermedad, es necesario que los países reemplacen progresivamente la bOPV por IPV para reducir los riesgos asociados al uso de la vacuna atenuada”, se explicó a través de un comunicado.

Post Author: Mr. Abasto