Lunes 6 y martes 7 el plan DetectAR estará buscando en San Cristóbal.

El operativo Detectar ya está trabajando en el barrio de San Cristóbal, permanecerán hoy y mañana.

La unidad sanitaria está ubicada en la Escuela Primaria Común N° 17 Luis José Chorroarín, situada en la calle Carlos Calvo 2827.

San Cristóbal registra 478 casos positivos de coronavirus, desde que comenzó la pandemia.
Entre el domingo 26 de junio y hasta el 3 de julio se confirmaron 107 del acumulado, según el boletín epidemiológico.

El Ministerio de Salud porteño brindó este viernes los datos actualizados de cantidad de test realizados, y cantidad de positivos, en los siguientes barrios:
Barrio 31: 2.683 personas testeadas y 1.820 positivos
Barrio 1-11-14: 2.727 personas testeadas y 1.897 positivos
Barrio 21-24: 1.528 personas testeadas y 1.815 positivos
Barrio 15: 525 personas testeadas y 763 positivos
Barrio 20: 996 personas testeadas y 1.104 positivos
Barrio Carrillo:147 personas testeadas y 305 positivos.

Los resultados del programa DetectAR Móvil en:
Almagro fueron testeadas 320 personas y 135 dieron positivo
Balvanera fueron testeadas 426 personas y 212 dieron positivo

Flores fueron testeadas 360 personas y 127 dieron positivo
La Boca fueron testeadas 215 personas y 78 dieron positivo
Constitución fueron testeadas 267 personas y 97 dieron positivo
Barracas fueron testeadas 404 personas y 163 dieron positivo
Palermo fueron testeadas 195 personas y 52 dieron positivo
Villa Soldati fueron testeadas 141 personas y 29 dieron positivo
La Paternal fueron testeadas 121 personas y 48 dieron positivo
Chacarita fueron testeadas 121 personas y 29 dieron positivo
Parque Chacabuco fueron testeadas 102 personas y 7 dieron positivo.

Fuentes oficiales indican sobre el Detectar: “A medida que los casos crecen en otros barrios, extendemos el Detectar a toda la Ciudad. El objetivo del operativo, es identificar a los contactos estrechos convivientes de las personas recientemente confirmadas con COVID-19, hacer un seguimiento sostenido, para distanciarlos tempranamente si presentan síntomas y de esta forma mitigar la contagiosidad del virus. La iniciativa incluye hisopadores, y un equipo de salud que lleva adelante una estrategia de puerta a puerta en duplas. La búsqueda activa, y la detección temprana de personas con síntomas es la que más ha resultado en el mundo junto con el distanciamiento físico en pos de la contención de la transmisión del virus”.

Agregan: “En el marco de la pandemia, la Ciudad lleva adelante una política de testeos inteligentes en pos de lograr la detección temprana de casos para mitigar los contagios a lo largo del territorio porteño. El Operativo DetectAR es uno de los pilares centrales de la estrategia y hoy ya tiene presencia en un total de 17 barrios porteños (11 barrios y seis asentamientos), con una nueva ampliación cada dos días. Desde el inicio de la emergencia sanitaria, ya se realizaron 85.363 hisopados y el 35% resultaron positivos. Ese porcentaje asciende a 41% cuando se tienen en cuenta los 20.752 testeos que se llevaron adelante a través del DetectAR”.

“Actualmente, en todo el territorio porteño se realizan alrededor de 2.200 hisopados diarios y el objetivo es alcanzar un estimado de 4 mil, en conjunto con el sistema privado. La cantidad de testeos fue aumentando de manera sostenida desde el inicio de la pandemia y tuvo un cambio de estrategia importante a partir de la implementación de la búsqueda activa por medio del DetectAR. A mediados de abril se realizaban 250 PCR por día, 850 a mitad de mayo y 1000 a principios de junio. Es decir, en dos meses y medio, se aumentaron 9 veces la cantidad por jornada”.

“La estrategia de testeos se encuentra basada en tres ejes centrales. En primer lugar, la búsqueda activa ‘puerta a puerta’ a través del Operativo DetectAR que lleva adelante la Ciudad en conjunto con el Gobierno Nacional desde el 5 de mayo. En segundo lugar, la atención espontánea de vecinos en las 20 Unidades Febriles de Urgencia (UFU’s) que se crearon específicamente para este fin. Y en tercero, los testeos rápidos, preventivos y sistemáticos, a las alrededor de 40 mil personas que trabajan en los hospitales públicos, independientemente de su tarea, y a los aproximadamente 10 mil empleados de los geriátricos. Son establecimientos que concentran a dos de los subgrupos de la sociedad más vulnerables frente al virus: el personal de salud y los adultos mayores, por lo que necesitan de políticas públicas específicas pensadas para su cuidado”.

Post Author: Mr. Abasto