Un 20% de los locales de Once no reabrieron sus puertas, eso representa a 1600 locales.

La zona de Once no es la misma a la que estamos acostumbrados. Si bien todos los locales han abierto nuevamente, la preocupación en los comerciantes continúa ya que el 60% de sus ventas se efectúan a personas provenientes del interior del país y del conurbano, quienes aún no tienen permitido trasladarse libremente por los efectos de la pandemia.

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales de Once,
Eduardo Sirodsky, conversó con BAE y afirmó:

“Somos un total de 8000 comercios, la cuarentena nos pegó muy duro, fueron cinco meses casi sin trabajar. La entrega de ATP ayudó pero no alcanza, pagamos alquileres altos, hay que pagar sueldos e impuestos. Los que tienen empleados que viven lejos, no pueden usar el transporte público, así que tampoco pueden abrir porque gastarían más en remis”.

“Más del 60% de las ventas de los comerciantes del Once son a mayoristas, a gente del interior o de ferias del conurbano. Si no pueden venir, nos afecta mucho. Durante todo el año, llegan tours de compras de todo el país y ahora no pueden venir. Al caminar el barrio se ven cada vez más locales en alquiler”, detalló Sirodsky.

Si bien muchos se reconvirtieron y empezaron a vender productos vía internet, no les alcanza. “Las ventas on line representan entre el 15% de lo que se factura en Once, no nos sirve.

Desde el miércoles 19 de agosto el Gobierno de la Ciudad habilitó a todos los negocios de Once a reabrir sus puertas, en una nueva etapa de apertura en medio del aislamiento social. 

Post Author: Mr. Abasto