Oro: anticipan un notable crecimiento

Entidades financieras occidentales que destinan una parte significativa de sus activos al oro anticipan un notable crecimiento en su valor bursátil este año, aunque las predicciones no son unánimes.

A finales de diciembre, la agencia Reuters informó sobre las proyecciones de analistas del mayor banco estadounidense, JPMorgan, quienes anticiparon un “repunte explosivo” para el oro hacia mediados de 2024, con un precio máximo proyectado de 2.300 dólares por onza. Este incremento coincidiría con la probable reducción de las tasas de interés en Estados Unidos. Por otro lado, el banco suizo UBS estimó un valor de 2.150 dólares por onza de lingotes para finales del presente año.

Ole Hansen, experto de Saxo Bank, describió el desempeño del metal precioso en 2023 como “sorprendentemente sólido” y pronosticó una nueva alza en su cotización bursátil para 2024. Esto se atribuye a una combinación de tres factores: la demanda de fondos de cobertura, bancos centrales y una vez más, inversores en fondos cotizados en bolsa.

Un multimillonario ruso ha identificado el “nuevo oro” y sugiere una inversión que podría evitar el “abismo que se avecina”.

El Consejo Mundial del Oro, a principios de diciembre, mencionó únicamente el segundo componente de esta tríada: la “oleada de compras” por parte de los bancos centrales.

Entre los factores que impulsarían este crecimiento se encuentran el temor a una recesión y las expectativas de reducción en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense, tras un ciclo agresivo de aumentos que inició a principios de 2022.

La empresa canadiense especializada en metales preciosos, Kitco Metals, comunicó recientemente que varios analistas anticipan un aumento de cientos de dólares en el precio por onza de oro para 2024. Por otro lado, las previsiones del banco industrial Bankinter sitúan el precio del oro en los mercados de futuros en 1.800 dólares para diciembre de 2024, con perspectivas aún más bajas para el año 2025.

“El oro podría enfrentar una reversión de sus ganancias de este año si un resurgimiento de la inflación lleva a la Reserva Federal de EE.UU. a reconsiderar sus planes de cambio de política en 2024”, mencionó Han Tan, analista jefe de mercado de la británica Exinity Group, en declaraciones a Reuters.

El lingote cerró el año 2023 con un valor de 2.063 dólares por onza, experimentando un aumento del 13 % interanual, el primero en tres años, después de alcanzar un máximo histórico de alrededor de 2.150 dólares por onza a principios de diciembre. El metal estuvo cerca de estos valores en mayo pasado, pero solo por un breve periodo de tiempo.

A principios de diciembre, la agencia AFP atribuyó el aumento registrado en ese momento, hasta los valores récord de alrededor de 2.100 dólares, a la expectativa de que la Reserva Federal de EE.UU. redujera las tasas de interés para este año.