Mondino desestimó que la decisión de no participar de los Brics haya sido un “desaire” a Brasil

La canciller Diana Mondino negó hoy que la decisión tomada días atrás por el Gobierno nacional de no aceptar la invitación a ser parte de los países integrantes del bloque de los Brics haya significado un “desaire” a Brasil, que había impulsado el ingreso de la Argentina a ese grupo de naciones.

“No es un desaire. No creo que (esa) sea la teoría brasileña. He hablado con el canciller Mauro Vieira. Tenemos una crisis en Argentina y estar en un organismo más nos genera distracciones”, afirmó la ministra de Relaciones Exteriores en declaraciones a Radio Perfil.

El Gobierno nacional envió el 29 de diciembre pasado una carta a los presidentes de los cinco países integrantes del bloque de los Brics -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- para anunciar que no considera “oportuno en esta instancia” participar de ese espacio de economías emergentes.

Según trascendió en aquel momento, en la comunicación oficial se destacó que “muchos ejes de la política exterior actual difieren de la anterior” gestión.

Argentina había sido invitada en agosto pasado a participar de los Brics tras una gestión que había llevado a cabo el presidente Luis Inácio Lula Da Silva.

En aquel momento, el entonces mandatario Alberto Fernández consideró que la incorporación del país al bloque, que representa el 36 por ciento del PBI mundial y el 46 por ciento de la población del planeta, era una posibilidad para “abrir nuevos mercados”.

Mondino opinó que “hay una fuerte confusión” acerca de “lo que representan los Brics”, un bloque que, destacó, “no tiene estatuto ni nada”.

“No es organismo, sino una reunión de voluntades de distintos países, con todos los cuales ya estamos trabajando y tenemos relaciones comerciales”, completó.

La canciller, además, afirmó que tomar parte del bloque de países emergentes “no solo no beneficia” a Argentina sino que “eventualmente” podría derivar en “algún conflicto del cual no queremos ser parte”, sostuvo.

Mondino, por su parte, aseguró que la reunión que llevará a cabo en noviembre próximo el G-20 en Brasil es “una oportunidad para la Argentina”, que procurará “ser miembro activo en la toma de decisiones” del foro que agrupa a las principales potencias mundiales.

Al respecto, confirmó que el dirigente Federico Pinedo será el “sherpa” argentino, esto es, el asesor principal que tendrá el Gobierno nacional en las reuniones.

“Le he pedido a Pinedo que tome esa responsabilidad. Tiene una gran experiencia política”, explicó Mondino acerca de la figura del exsenador del Pro.

Por último, la canciller dijo que el presidente Javier Milei permanecerá solo un día en Davos, la villa turística suiza donde a partir del 15 de enero se llevará a cabo el tradicional Foro Económico Mundial que reúne a presidentes y empresarios.

El corto tiempo que permanecerá el jefe de Estado allí se debe a que “no dan los vuelos” de línea, indicó, debido a que el objetivo es reducir costos y, por ese motivo, no utilizará el avión presidencial.