Detienen en San Pedro a un segundo acusado de haber participado en el crimen de Umma

Un joven de 20 años que era buscado como sospechoso de haber participado en el crimen de Umma Aguilera, la niña de 9 años hija de un custodio de la ministra Patricia Bullrich asesinada el lunes pasado de un balazo en la cabeza durante un asalto en el partido de Lomas de Zamora, fue detenido hoy en la ciudad bonaerense de San Pedro, informaron fuentes judiciales, policiales y la titular de la cartera de Seguridad,

Se trata de Axel Emiliano Rojas (20), alias “Pelusa”, y es el segundo detenido por el homicidio de la niña, quien, según los pesquisas, posee similitudes físicas con uno de los asesinos que fue captado por las cámaras de seguridad de la localidad de Villa Centenario, donde cuatro delincuentes armados que bajaron de un Toyota Corolla abordaron con fines de robo a los padres de Umma, Eduardo Aguilera (42) y María Eugenia Rodríguez Álvarez (41), dos efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), y balearon el auto en el que iban con una de sus hijas, quien recibió un impacto en la nuca y murió.

“Pelusa” fue localizado a las 5.10 en una precaria construcción situada en la calle Almafuerte al 3385, de San Pedro, por efectivos de la División Robo Organizado de la División Homicidios de la PFA que viajaron hasta esa ciudad tras sus pasos, detallaron a Télam los voceros policiales consultados.

Al respecto, los informantes destacaron que en el operativo se secuestró un auto Peugeot 307 gris que había sido abandonado por Rojas en una estación de servicio cercana, el cual llevaba en la luneta trasera la inscripción “capacidad máxima, cuatro bandidos”.

Con dicho vehículo, el prófugo había escapado de su domicilio particular, ubicado en el barrio denominado “La Cava” del partido bonaerense de Lomas de Zamora, en dirección a San Pedro, realizando diversas maniobras para evitar ser captado por los diferentes anillos digitales y lectores de patentes de los municipios respectivos.

Previamente, los efectivos que intervinieron en la investigación habían allanado la casa en la que residía Rojas, donde secuestraron unas zapatillas blancas compatibles con las que portaba uno de los delincuentes al momento del asesinato.

Por su parte, fuentes judiciales indicaron a esta agencia que Rojas será indagado mañana por el fiscal Pablo Rossi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18, quien le imputará los delitos de “robo agravado por el uso de arma de fuego (dos hechos) y homicidio criminis causa”.

El arresto del segundo sospechoso del asesinato fue también confirmado por la ministra Bullrich a través de la red social X: “La Policía Federal Argentina ya detuvo a otros de los asesinos de Umma. Le dijimos que la iban a pagar uno por uno. Axel Emiliano Rojas criminal de niños. No hay consuelo, al menos habrá justicia. Trabajamos junto a la Provincia para buscar los que falta. El que las hace, las paga”.

El pasado lunes, fue detenido Patricio Valentín García (22) durante un allanamiento en su domicilio, en el que se secuestró una campera negra con rayas blancas similar a la que llevaba uno de los asesinos de la niña que fue registrado por las cámaras de seguridad.

Ese sospechoso se negó a declarar ante el fiscal y permanece detenido a disposición judicial.

En tanto, son buscados otros dos acusados, uno de ellos identificado por las iniciales M. P. R. M., de 20 años, al que se llegó por una huella digital hallada dentro del Toyota Corolla utilizado por los criminales.

Sobre ese sospechoso, los informantes señalaron que tiene antecedentes penales en la ciudad de Buenos Aires: uno por “encubrimiento” de junio de 2022 y otro por “hurto” ocurrido en mayo del 2023.

El otro buscado es un joven apodado “Baltazar” o “Barrita”, cuya identidad aún no se logró establecer.

El crimen de Umma se registró el lunes pasado a las 8.48, cuando el policía Eduardo Aguilera salía vestido de civil con Umma -una de sus tres hijas- a bordo de su auto Ford Ka del garaje de su casa situada en Pío Baroja, a pocos metros del cruce con la calle París, de Villa Centenario.

Cuando aún el policía no había llegado a tomar la calle, un auto Toyota Corolla negro -también robado- le interrumpió el paso y dos delincuentes bajaron armados y se aproximaron con intenciones de robo, de acuerdo a lo que quedó registrado por una cámara de seguridad.

Aguilera aceleró con intenciones de huir, momento en el que los asaltantes dispararon hacia la parte trasera del vehículo.

En la filmación se ve que luego los asaltantes regresan al auto en el que habían llegado, mientras que unos metros más adelante el policía detiene la marcha y abre la puerta trasera del auto para asistir a su hija, que había sido alcanzada por las balas y estaba herida.

A raíz del ataque la nena sufrió una herida de bala en la nuca y otra en una de sus manos, por lo que fue primero trasladada de urgencia al hospital Gandulfo y luego derivada en un helicóptero al hospital Churruca, donde fue operada y murió.