“Este gobierno me representa mucho”, afirmó el titular de la Cámara de Comercio

El presidente de la Cámara de Comercio (CAC), Mario Grinman, destacó hoy las medidas implementadas por el Gobierno de Javier Milei y señaló que lo representa “mucho” al promover “la libertad de mercado, la iniciativa privada y la democracia”, al tiempo que estimó una recuperación del consumo desde marzo o abril.

Al ser consultado sobre si se sentía representado ideológicamente por el Gobierno, Grinman contestó “mucho”.

“La CAC nunca escondió que es una cámara con principios liberales. Nos gusta la libertad de mercado, la iniciativa privada y la democracia. Nunca lo escondimos. Lo que puede hacer el sector privado bien o mal, lo tiene que hacer, y el Estado tiene que hacer las partes que le compete”, manifestó Grinman esta mañana en diálogo con Radio con Vos.

Respecto de esto último, afirmó que en Argentina “hay una tendencia que lo haga todo el Estado”, y que la administración de Milei viene a promover un cambio en ese sentido.

Grinman fue uno de los representantes empresarios que asistió ayer a una reunión con el ministro de Economía, Luis Caputo, donde se analizó el proyecto de la Ley “Bases” y el DNU 70/2023.

Allí, el Gobierno les pidió a los representantes del sector privado su apoyo para ambas normas, y les ratificó la decisión de avanzar hacia la meta de “déficit cero”.

“Fue una reunión muy interesante. El ministro Caputo hizo una exposición donde habló sobre lo recibido y comentó después cuál es la idea, cuáles son las cosas que quieren hacer para terminar con el déficit cero”, aseveró Grinman.

En la reunión, Caputo señaló –según relató Grinman- que “en un año Argentina estará en déficit cero, y que ese sería el punto de partida para que el país vuele en términos de producción y exportación”.

En la reunión, por parte del Gobierno, también estuvo el titular de la Unidad Transitoria para la Desregulación de la Economía, Federico Sturzenegger,

“Es conocido de todos. Cuando preguntaron algo y había que aclarar algo, él lo aclaró. Nada más”, indicó.

“Vamos a tener unos meses complicados -alertó-. Hay que hacer las cosas correctamente y los políticos deben entender que, a veces, hay que ser menos buenos. Los políticos no quieren pagar los costos políticos y, en esta circunstancia, tienen que pagarlos porque Argentina vive una decadencia de muchísimos años donde se construyó afanosamente este modelo que fracasó”, opinó el empresario.

Criticó, en esa línea, a los gobiernos “de todos los colores políticos que en 90 años siempre hicieron lo mismo”.

“Ahora dicen que o van a emitir, que habrá déficit cero, que hay que bajar los gastos como sea. Lo que hacen todos los países normales. Así que tenemos esperanza”, remarcó Grinman.

Tras lo cual, el titular de la CAC manifestó que no ve problemas jurídicos con el DNU 70/2023, y que no había necesidad que salga por ley con acuerdo del Congreso.

“No tengo objeciones porque Argentina tiene necesidades y urgencias. Eso hay que hacerlo inmediatamente porque (el país) es como un paciente que llega al hospital tremendamente grave. No se prueba si una pastilla funciona o no. No tenemos tiempo para perder. Hace añares que Argentina perdió la credibilidad del mundo y hay que reconstruirla”, sostuvo.

De todos modos, aclaró que es “respetuoso de la división de poderes”, y que “si la justicia dice que (el DNU) está mal, entonces está mal”.

Respecto de la actividad de los comercios, indicó que el consumo “nunca logró recuperar lo que era la prepandemia” y que, si bien “venía con una recuperación”, en julio “comenzó a caer y siguió cayendo”.

“En diciembre y enero estoy seguro que cayó y creo que va a seguir cayendo. Estimo que en marzo o abril puede revertirse”, precisó.

Grinman criticó además la suba “injustificada en algunos precios” en diciembre.

“Nosotros no defendemos a ojo cerrado a los empresarios que actúan incorrectamente. Hubo precios que subieron desmedidamente y eso no está bien y tiene que corregirse”, explicó.

De todos modos, manifestó que ahora “los precios se tranquilizaron”, con algunos de ellos “subiendo menos” y otros “parados porque no se pueden vender”.