El Gobierno no convocará a los gobernadores porque “el diálogo está abierto”, dijo el vocero Adorni

El vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó hoy que el Gobierno no convocará a los gobernadores a reuniones específicas para analizar las distintas reformas fiscales que estaban incluidas en la llamada ley “Bases”, cuyo debate en particular fracasó días atrás en la Cámara de Diputados y aseguró que “el diálogo” con los mandatarios provinciales “está abierto”.

“Nosotros tenemos diálogo abierto con cada uno de los gobernadores que quiera dialogar con el Gobierno”, respondió Adorni durante la habitual conferencia de prensa matinal en Casa Rosada.

El funcionario recordó que el Ejecutivo decidió en su momento retirar del texto original del proyecto de ley “Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos” a cambio de que la normativa fuera aprobada en Diputados.

“El acuerdo original era quitar el capítulo fiscal de la ley para aprobarla. Eso no se cumplió, por lo tanto se verá cuál es la decisión que se toma en relación a cómo avanzará el tratamiento legislativo” del proyecto, explicó Adorni.

El vocero presidencial reiteró que, en principio, el Gobierno no convocará a ningún gobernador porque “el diálogo está abierto de manera permanente, especialmente con el ministro del Interior, Guillermo Francos”.

Adorni, además, informó que el presidente Javier Milei “no va a extender el período de sesiones extraordinarias” en el Congreso para, eventualmente, retomar el tratamiento de la llamada ley “Bases”.

Fuentes de la Casa de Gobierno informaron que se trabaja en la Asamblea Legislativa del 1 de marzo, cuando el Presidente debe inaugurar el período de sesiones ordinarias.

“Milei cumplirá con el protocolo y dará su discurso ante la Asamblea Legislativa”, subrayaron las fuentes, despejando así informaciones periodísticas que señalaban que pensaba hacerlo fuera del recinto legislativo, de espaldas al edificio del Parlamento.

El vocero presidencial expresó que “por ahora” no habrá otros cambios en el gabinete tras las salidas de Flavia Royon de la Secretaría de Minería y de Osvaldo Giordano, quien se desempeñaba como director de la Anses.

“Por ahora no hay cambios definidos en el gabinete”, comentó Adorni y señaló que las renuncias de Royon y Giordano, ambas solicitadas públicamente por el presidente Milei, estuvieron relacionadas con “cuestiones de gestión”.

“Cada vez que haya un funcionario de cualquier línea que no esté alineado con los objetivos del Gobierno es lógico, razonable y entendible que el Presidente tome la decisión de reemplazarlos. Me puede pasar a mí si el Presidente considera que no estoy alineado con el camino” tomado por la gestión, indicó.

Acerca de cuándo el Gobierno anunciaría a los reemplazantes de Giordano y Royon, el portavoz indicó que será “en breve”, y mencionó que al frente de la Anses sería designada una persona de perfil “estrictamente técnico”.

Fuentes de la Casa Rosada consultadas por Télam indicaron que en el caso de la Anses la designación de un nuevo titular será “pronto” y tendrá un “perfil técnico”.

Adorni, consultado sobre el motivo por el que el jefe de Estado no encabezó finalmente la reunión de Gabinete en Casa Rosada como se había anunciado, sostuvo que por “cuestiones de agenda” decidió trabajar en la residencia de Olivos y seguir las deliberaciones en comunicación con sus colaboradores.

El vocero consignó que el Gabinete analizó temas de agenda y la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, hizo un “repaso” de la gira del Presidente por Israel, Italia y el Vaticano.

Acerca de la reunión que el jefe de Estado mantuvo ayer en Casa Rosada con su homólogo de Paraguay, Santiago Peña, informó que se discutieron temas de “inversiones, el Mercosur y la hermandad entre ambos países”.

Por su parte, Adorni consideró que hasta hoy “fue absolutamente exitoso” el protocolo de seguridad implementado ante cada protesta en contra del Gobierno.

“Hemos visto un mayor nivel del orden público. El éxito del protocolo no requiere de demasiada discusión”, opinó.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, concurrió ayer a los tribunales federales de Retiro para respaldar la aplicación del llamado “protocolo de orden público” en una audiencia convocada por el juez federal Sebastián Casanello, en el marco de un habeas corpus que tramita a pedido de organizaciones de izquierda.