En el marco del #8M

Un ajuste que agranda la brecha de género


En el marco del #8M, ACIJ y ELA, en alianza con Amnistía Internacional, CELS, EcoFeminita, Fundar y FES Argentina, analizamos el presupuesto nacional con perspectiva de género y comparamos la ejecución presupuestaria del primer bimestre de 2023 y 2024. A continuación compartimos los principales resultados:

1 – El gasto en las políticas públicas que según el propio Estado apuntan a reducir la desigualdad de género fue, en lo que va de 2024, un 33% más bajo que el año pasado. Este ajuste es más fuerte que el que sufrió el presupuesto nacional total, que fue del 24%.

2 – Las partidas destinadas a protección social explican la mayor parte del presupuesto dirigido a reducir la brecha de género. El presupuesto para Moratorias previsionales, Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, Tarjeta Alimentar y Pensiones no contributivas para madres de 7 o más hijos explicaron el 85% del presupuesto con perspectiva de género ejecutado en 2023. En relación al primer bimestre de 2023, este año se produjo una fuerte caída de la ejecución de los programas del sistema previsional: -45,5% en Pensiones no contributivas y -38,5% en Moratorias.

3 – Ni siquiera hubo un aumento de las partidas de aquellos programas que el gobierno identifica como claves para paliar las consecuencias de las políticas económicas: las erogaciones asociadas a la Asignación Universal para Protección Social (AUH y AUE) cayeron un 4% en términos reales respecto al primer bimestre de 2023 y las asociadas a la Prestación Alimentar no variaron.

4 – Respecto a los programas de cuidados, el programa de fortalecimiento de la infraestructura social, del cuidado y sanitaria que depende del Ministerio de Infraestructura no ejecutó ningún recurso en lo que va del año. Por su parte, el programa destinado al fortalecimiento edilicio de jardines infantiles apenas ejecutó $28 millones, un 98% menos que en los mismos meses de 2023.

5 – El gasto destinado a políticas contra la violencia por razones de género también cayó. El programa donde se encuentran las actividades ACOMPAÑAR y la línea 144, Formulación de políticas contra la violencia por razones de género, redujo su ejecución en un 65%. La actividad de Protección de víctimas de violencia del programa de Afianzamiento de la justicia del Ministerio de Justicia tan sólo ejecutó $530 mil durante 2024. Finalmente el programa de Rescate y acompañamiento a víctimas de trata no tuvo ejecución.

6 – Sobre las políticas de trabajo, es importante destacar que el programa ‘Potenciar Trabajo’, del cual dos tercios de sus beneficiarios son mujeres, experimentó una reducción del 71% en términos reales en comparación con el mismo período de 2023. Además, el programa ‘Registradas’, diseñado para reducir la informalidad laboral en el sector de trabajadoras de casas particulares y fomentar su acceso y permanencia en el empleo registrado, si bien sigue teniendo presupuesto asignado, fue eliminado.

7 – Por último, se advierte un retroceso en la transparencia presupuestaria: desde inicios de 2024 se discontinuó el monitoreo oficial del presupuesto con perspectiva de género en Presupuesto Abierto.