Desbarataron a “La Banda de los Souvenirs”

La Policía de la Ciudad realizó una inspección en una fábrica clandestina donde realizaban productos de regalería con fibrofácil. El lugar no contaba con las medidas de seguridad mínimas. Los empleados, cinco ciudadanos peruanos, no se encontraban regularizados y uno de ellos estaba indocumentado. Manipulaban pegamentos y tintas nocivas para la salud.

A raíz de una denuncia que realizaron vecinos del barrio de Almagro por fuertes olores en la cuadra, la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad, realizó un allanamiento en un domicilio de la calle Venezuela al 3500 en conjunto con personal de la Dirección General de Contaminación Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires y la Agencia Gubernamental de Control, bajo las órdenes de la UFEMA (Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental).

Al llegar al lugar, los oficiales corroboraron que se trataba de una fábrica de souvenirs realizados con fibrofácil mediante el sistema de corte con láser.

En las instalaciones, se encontraban cinco personas trabajando, todas ellas de nacionalidad peruana, uno de ellos indocumentado. Los cuatro sujetos se encontraban trabajando de manera irregular y en condición insalubres.

Al informar de la situación al magistrado a cargo del caso, éste ordenó que se haga presente Migraciones, para esclarecer la situación migratoria de los empleados, como también a Bomberos de la Ciudad para corroborar si el lugar tenía riesgo de incendio o de derrumbe.

El taller clandestino, de aproximadamente 35 x 17 metros, no contaba con matafuegos y todo el cableado eléctrico estaba expuesto, representando un gran riesgo para las personas que allí desempeñaban tareas.

Por su parte, la División Trata de Personas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se presentó en la fábrica, ya que dos de los sujetos manifestaron que vivían en ese lugar y un tercero explicó que realizaba tareas de limpieza y arreglos a cambio de casa y comida.

La Agencia Gubernamental de Control clausuró las instalaciones por no contar con un plan de evacuación, matafuegos ni habilitación. Por su parte, el Ministerio de Trabajo intimó al dueño del inmueble para que regularice la situación de los trabajadores.

Mr. Abasto Autor