delrecoveco.com.ar la tienda online del Barrio 31.

Llegan a CABA y a zona norte y sueñan con ser el “Mercado Libre de los barrios vulnerables de la Ciudad”. 

Desde el corazón del Barrio Carlos Mugica, nació una idea que puede llegar a revolucionar y ayudar a los habitantes de las zonas más carenciadas. Hace pocas semana, vecinos del barrio de Retiro fundaron Recoveco, una tienda online que ofrece 10 emprendimientos del barrio. La idea es que crezca y el sueño es que se convierta en una especie de Mercado Libre de los barrios vulnerables. Por ahora, funciona sólo en el Barrio 31.

El objetivo era vender todos juntos para potenciarse, así decidieron crear Recoveco en la plataforma Tiendanube. Ahí se pueden encontrar desde los chipas de Huguito; Pastas caseras lo de Ana, que aseguran ser las mejores del barrio; Paraje Kue Ysa donde Isabel vende sus tartas; en Chocopastelería Lourdes hace maravillas como zapatos stilettos de chocolate o una caja de 12 bombones a $420; en Sabores Petita, ofrecen las mejores especies y hasta varias clases de panquita. En EMT Confecciones, Vilma hace barbijos; en Vegetales del Recoveco, tres emprendedores ofrecen bolsones de 6 kilos de frutas y verduras a $565. En Napo y Co, Jorge ofrece sus pizzas desde la muzzarella a $390 hasta la fugazzeta rellena a $560. Las tortas están en manos de MB Reposteria donde Matilde hace toda clase de variedades hasta la panadería Cervantes, donde Sergio también suma propuestas de toda clase.

Isabel Franco es una de las mujeres que le dio un giro a su vida, trabajaba en casas de familia, pero cocinaba muy bien. De a poco empezó a cocinar desde su casa para el barrio, luego comenzó a abastecer a panaderías y puestos. Hoy es una emprendedora, que desde su marca Paraje Kue Isa no sólo hace tartas sino que sostuvo su hogar y logró que su hijo Freddy Escobar sea el primero de la familia que llegó a la universidad.

Freddy contó orgulloso que su mamá tiene una mano increíble para la cocina. En una charla le dijo a BAE Negocios: “Mi mamá participó en Pacto Emprendedor antes de la urbanización y desde ahí hizo toda clase de cursos que daban en el barrio y la ayudaron a crecer y poder formalizarse. Yo estudio Comunicación Publicitaria Institucional en la Universidad Católica UCA y me faltan tres materias para recibirme. Siempre daba una mano en la capilla y el sacerdote de la parroquia Cristo Obrero, Guillermo Pablo Torre, me consiguió una beca para estudiar en la UCA, tuve que pasar un proceso de selección”. Hoy tiene trabajo y es uno de los impulsores, junto a la Secretaria de Integración Social y Urbana del Gobierno porteño de esta idea.

Recoveco, que reúne a los secretos mejor guardados del barrio, vende todo en una misma plataforma y tiene su propio flete, Ernesto se encarga los viernes de la entrega de todos los productos. Si la compra supera los $2000 el envío es gratis, y sino el costo puede rondar los $150 depende la zona. Arrancaron hace tres semanas, la idea es sumar emprendedores y expandirse, por ahora cubren toda la Ciudad de Buenos Aires y buena parte de zona norte.

Los planes de Recoveco son ambiciosos, la idea recién empieza. “Nuestra intención es crecer y fortalecernos en el Barrio 31 y luego expandirnos, ser el Mercado Libre de los barrios vulnerables de la Ciudad. Pero primero debemos crecer en nuestro barrio. Que se pueda sumar cada barrio de la Ciudad, es ambicioso pero es nuestro sueño”.

BAE negocios.

Post Author: Mr. Abasto