Dos delincuentes que mantenían a un taxista de rehén, fueron capturados en Balvanera.

La Policía de la Ciudad logró rescatar al chofer sano y salvo. El hecho fue denunciado por un vecino que observó cuando los delincuentes amenazaron al transportista con un destornillador.

Dos delincuentes quienes tenían privado de la libertad a un chofer de taxi y que obligaron bajo amenazas con un elemento punzante, a trasladarlos por distintos puntos del territorio porteño fueron capturados por personal motorizado de la Policía de la Ciudad que, tras realizar un exitoso operativo cerrojo, logró interceptarlos en la intersección de las calles Sarmiento y Agüero, en el barrio de Balvanera.

El hecho comenzó cuando un transeúnte denunció, ante un efectivo de la Comisaría Vecinal 3 A, que se encontraba realizando tareas de prevención de ilícitos en la zona, que dos jóvenes habían abordado un taxi en la intersección de Valentín Gómez y Agüero, y que tomándolo por el cuello al chofer lo habían obligado a arrancar.

De esta manera y con los datos aportados por el testigo, se irradió un alerta a los efectivos de la Policía de la Ciudad más cercanos y rápidamente se implementó un operativo rastrillaje del vehículo. Es así que personal afectado al “Servicio Prevención Respecto al Accionar de Motochorros” observó al taxista y a los delincuentes desplazándose por la calle Sarmiento.

Tomando los recaudos necesarios para preservar la salud del taxista, el personal motorizado realizó una maniobra que obligó al chofer a frenar de manera intempestiva, logrando en una rápida maniobra hacerlo descender del auto sano y salvo. Una vez a resguardo, el conductor señaló que los sujetos que ocupaban la parte trasera del habitáculo lo mantenían amenazado con un destornillador.  

Una vez detenidos delincuentes y con la presencia de testigos, se los requisó e identificó resultando ambos tener antecedentes penales por el mismo delito. Entre las pertenencias secuestradas se encontraron una mochila con una billetera y un celular, elementos que los imputados no pudieron justificar como de su propiedad y un destornillador.

Mientras se labraba el acta de secuestro del celular hallado en la requisa, éste comenzó a sonar con insistencia y, ante la presencia de testigos, se recepcionó la llamada resultando ser que quien realizaba la comunicación era el damnificado que se acercó al lugar reconociendo a los imputados como los autores del robo de su pertenencias.

Realizadas las consultas con el Juzgado Criminal y Correccional N° 29, a cargo del Dr. Rodríguez, se procedió al secuestro de los elementos y el traslado de los detenidos a dependencias de la Comisaría Vecinal 3 A de la Policía de la Ciudad, bajo los cargos de “robo, amenaza y privación Ilegítima de la libertad en vía pública”.

Post Author: Mr. Abasto