El santuario de San Expedito vuelve a recibir como todos los años a un gran número de peregrinos

El santuario de San Expedito, ubicado en el barrio porteño de Balvanera, vuelve a recibir como todos los años a un gran número de peregrinos que concurren al templo para pedir y agradecer al patrono de las causas justas y urgentes.

Este año, la celebración se realiza bajo el lema “Gracias, San Expedito, por escuchar nuestras causas justas y urgentes”, y como ocurre desde hace 20 años, en la parroquia Nuestra Señora de Balvanera se venera una antigua imagen del santo, por lo que desde el día anterior el templo permanece abierto durante toda la noche para recibir a los fieles y compartir juntos la celebración de la misa a la medianoche.

Durante toda la jornada habrá bendiciones y sacerdotes confesando, así como también se celebrará la Eucaristía a cada hora. Está previsto que a las 19.00 se lleve a cabo la procesión con la imagen de san Expedito, iluminada con antorchas y velas.

Una hora después, a las 20.00, se realizará la misa central que será presidida por el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva.

Es el patrono de las causas urgentes y también de los jóvenes, socorro de los estudiantes, mediador en procesos y juicios, y protector de la familia y de los enfermos.

Fue el 19 de abril del año 303 cuando las autoridades romanas lo declararon culpable de practicar el cristianismo y lo ejecutaron.

Para hacerle un pedido al santo existen dos formas: rezar la oración completa en su honor y solicitar, o por otro lado una oración que se distribuye en tres fechas diferentes.